Ver más subgrupos


Estados Unidos Realizamos envíos directos a Estados Unidos de todos los productos que aparecen en la web.
Los gastos de envío se calculan automáticamente tras añadir los productos al carro de la compra.
El tiempo de entrega varía entre diez y quince días.
Black friday en Aceros de Hispania Día del padre en Aceros de Hispania


 

FEDERICO BARBARROJA

 

La espada de Barbarroja batalló por todo el imperio Romano Germánico. 

 

Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (1152-1190), rey de Italia (1155-1190) y con el nombre de Federico III, duque de Suabia (1147-1152, 1167-1168).

Nació en Waiblingen, hijo de Federico II de Hohenstaufen, duque de Suabia y sobrino del emperador Conrado III. Heredó de su padre el título de duque, y tras la muerte de su tío, en 1152, Federico Barbarroja fue nombrado rey de Germania y elegido emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. 

Foto de Barbarroja

Su principal deseo era restaurar la gloria y el prestigio del Imperio romano. En 1154 marchó a Italia, donde recibió la corona del reino lombardo en la ciudad de Pavía. Al año siguiente fue coronado emperador del Sacro Imperio por el papa Adriano IV. 

Consiguió pacificar Alemania y limitar el poder de los señores feudales durante los dos primeros años de su reinado gracias a la ayuda de su famosa espada, mas tarde conocida con el nombre de espada de Barbarroja. Para ello, fijó el foco de su política y ambiciones sobre la Península italiana. 

En 1154 atacó Roma, en la primera de una serie de seis expediciones contra suelo italiano. La rebelión finalizó cuando Adriano IV lanzó un interdicto contra Roma, sometiéndose sus habitantes y expulsando a Arnaldo de Brescia, quien será ajusticiado por Federico Barbarroja y su espada.

Espada que utilizo Barbarroja en sus batallas.

De vuelta a Alemania, pacificó el territorio nombrando a Enrique el León duque de Baviera y permitiendo a Enrique Jasomirgott cambiar su título de marqués de Austria por el de duque. 

Los consejos de Reinaldo Dassel, canciller del Imperio, hicieron creer al emperador que el Papa lo consideraba vasallo de la Iglesia, basándose en una pintura existente en Letrán en la que se figuraba la coronación de Lotario bajo la inscripción "El emperador es hecho vasallo del Papa". La pintura fue entonces destruida y la enemistad con el papa empezó a renacer. 

Una deficiente traducción de la carta a cargo de Reinaldo Dassel hizo entender al emperador que el Papa lo seguía considerando su vasallo. Inmediatamente se desataron las hostilidades y comenzaron a publicarse escritos contra Adriano IV, postulando Federico I que el Papado debía subordinarse al Imperio. 

Escultura hecha a Barbarroja.

Dispuesto Adriano IV a excomulgar a Federico I, su muerte en 1519 le impidió finalmente realizarlo.

En pleno enfrentamiento con la Santa Sede, defendió en la Dieta de Roncaglia (1158) la idea de una autoridad política fuerte desempeñada por el emperador del Sacro Imperio, ejercida de manera absoluta y universal, y con la capacidad de defender e intervenir en los asuntos de la Iglesia. 

La pretensión de limitar el poder del Papado exclusivamente a la esfera espiritual le enfrentó también al papa Alejandro III (1159-1181), sucesor de Adriano IV, quien apoyó en 1167 la creación de la Liga Lombarda, lo que provocó la expulsión de las tropas imperiales de territorio italiano. Federico I reconoció como Papa a Calixto III (1168-1178). 

En 1174 reanudó por quinta vez sus intentos de expansión pero fue derrotado en Legnano (1176) y fue obligado a aceptar los tratados de Venecia (1177) y Constanza (1183), por los que reconocía a Alejandro III como Papa, renunciaba a sus pretensiones de dominio sobre los Estados Pontificios, reconocía el poder temporal del pontífice y otorgaba autonomía a las ciudades bajo su jurisdicción. A cambio, se le levantaba la pena de excomunión. 

No obstante, su hegemonía sobre extensos territorios en el norte de Italia siguió incuestionable, habiendo anexionado Borgoña mediante matrimonio en 1156 y vinculado al Imperio la región de Sicilia gracias a la boda (1186) de su hijo Enrique con Constanza, hija del rey de aquél territorio. Federico Barbarroja murió ahogado en 1190 al intentar cruzar el río Saleph, durante la Tercera Cruzada emprendida contra Saladino.

  [Espadas]    [Espadas históricas]  

  [Ir a página principal]   [Ir a tienda]

[Listado de espadas]

 < Anterior Siguiente >

Ver tu pedido
Todos los departamentos
Empresas de Transporte y métodos de pago
Empresas de transporte y formas de pago de Aceros de Hispania

Inicio | Quienes Somos | Contacto | FAQ | Artículos Interesantes | Cómo Comprar | Ayuda| Aviso Legal | Condiciones de Compra | Formulario de Pedido | Volver atrás

© 2017 - Aceros de Hispania Bajo Aragón S.L. - Todos los derechos reservados
C/ Subida al Cabezo nº10 44630 Castelserás(Teruel) | Tel. 978 877 088 | Fax 978 877 088 | info@aceros-de-hispania.com