Ver más subgrupos


Estados Unidos Realizamos envíos directos a Estados Unidos de todos los productos que aparecen en la web.
Los gastos de envío se calculan automáticamente tras añadir los productos al carro de la compra.
El tiempo de entrega varía entre diez y quince días.
Black friday en Aceros de Hispania Día del padre en Aceros de Hispania SUMMER DAY en Aceros de Hispania


 

BREVE HISTORIA DE LAS ARMAS DE AIRE

La historia de las armas de aire es un relato que se remonta centurias atrás, hay quien incluso afirmaría que para hallar el origen del uso de esta tecnología habría que fijar la vista milenios atrás. Siguiendo esta última línea de investigación se contemplaría la cerbatana como la primera arma que utilizó la fuerza del aire para impulsar un proyectil. Así pues, la cerbatana se convertiría en antecesora de las posteriores armas de aire; claramente la evolución fue grande, sin embargo es cierto que se desarrollaron empleando un sistema similar: la potencia que ofrece el aire impulsado.

La cerbatana empleada hace miles de años se considera antecedente de las armas de aire

La cerbatana es considerada como la predecesora de las posteriores armas de aire comprimido porque emplean una tecnología similar

Para situar el origen de los rifles y pistolas de aire tal, habría que retrotraerse hasta los siglos XV y XVI d. C. No existe unanimidad por parte de los historiadores para fijar un momento exacto de aparición de este tipo de armas. Esto se debe a que los restos materiales son muy escasos; por desgracia, en la actualidad no conservamos gran cantidad de carabinas antiguas de aire. Atendiendo al criterio arqueológico, el año 1580 marca un punto de inflexión en la historia de las armas de aire comprimido, ya que a esta fecha pertenece el arma de aire más antigua que se conserva. Esta pieza se guarda en el Museo Livrustkammaren de Estocolmo y se trata de una carabina de muelle, también llamada de pistón, ya que es esta pieza la encargada de comprimir el aire existente dentro del cilindro del arma, que impulsa e balín que saldrá disparado.

Este sistema de muelle o resorte, junto con el de aire precomprimido (PCP) fueron los dos sistemas de carga más empleados desde los inicios del desarrollo de las armas de aire. Este último sistema consiste en un depósito de aire natural que pasa a una válvula, esta se abre a través del accionamiento del gatillo. Así el aire queda liberado impulsando la munición que se encuentra albergada en el interior del cañón y que sale disparada a grandes velocidades.

Carabina de resorte BSA

Carabina moderna de aire comprimido BSA modelo Supersport

El uso más difundido de las armas de aire comprimido durante el siglo XVI fue la caza. Al ser unas armas de alto coste, fue la nobleza quien la empleó con mayor asiduidad. Eran armas muy eficaces, capaces de abatir a piezas de gran tamaño como jabalíes o ciervos de un solo disparo.

Desde sus inicios, el uso de armas de aire comprimido mostró claras ventajas sobre el uso de armas de fuego. En primer lugar las armas de aire podían emplearse en caso de condiciones meteorológicas adversas como la lluvia o la nieve; en cambio los tradicionales rifles de pólvora no eran útiles ante la lluvia puesto que la mecha no prendía. Otra ventaja muy importante fue el hecho de que las armas de aire eran muy silenciosas, no causaban fogonazo a la hora del disparo y no generaban humo, al contrario de lo que sucedía con las armas de fuego, sobre todo algunas carabinas que generaban gran cantidad de denso humo negro y además podían provocar quemaduras en los ojos del tirador a causa de las chispas producidas en el momento del disparo. Esta condición facilitaba el ocultamiento y discreción del tirador en el momento de efectuar el disparo tanto en la batalla como en la zona de caza. También la velocidad con la que podía efectuarse el disparo y la potencia constante constituyó una ventaja a favor de las armas de aire comprimido. El disparo de las tradicionales armas de fuego requería de un largo proceso de preparación que constaba de varias fases: introducción de la pólvora, del papel para prender, de la bala y la baqueta? Por el contario, las armas de aire del siglo XVIII d. C. como la famosa carabina Girandoni, podían efectuar hasta veinte disparos por minuto.

Uso de las carabinas de aire en las guerras napoleónicas

El rifle de aire comprimido tiene enormes ventajas sobre el arma de fuego tradicional

Esta última ha sido considerada por algunos estudiosos del tema como la primera carabina de PCP o aire precomprimido de la historia. Fue inventada por el armero italiano Girandoni Bartolomeo en 1780 para el ejército austriaco en el contexto de las guerras napoleónicas entre Francia y Austria. Este modelo austriaco se denominó en alemán Windbüchse, es decir, rifle de viento. Como se ha referido, era una carabina de calibre 51 capaz de disparar hasta 20 balines por minuto. La velocidad de este rifle fue una gran novedad en la época tomando como referencia que los rifles de fuego empleados por el ejército napoleónico únicamente podían llegar a disparar hasta tres balines por minuto. Además la precisión era mucho menor para estos rifles que para la carabina de aire Girandoni. La eficacia del arma fue tal que Napoleón llegó a dictar una orden donde mandaba ejecutar a todo aquel soldado enemigo que poseyese un rifle de aire comprimido.

Carabina de aire precomprimido Girandoni

El rifle de aire Girandoni se empleó por primera vez en las guerras napoleónicas

Uno de los rifles de aire comprimido más famoso de la historia se localizó en el continente americano. Fue el rifle empleado por Lewis y Clark en una expedición al Pacífico por tierras del oeste durante los años que transcurren desde 1803 a 1806. Tal como parecen indicar las últimas investigaciones realizadas, éste sería un rifle neumático de calibre 31 fabricado en Filadelfia. Esta carabina, que fue empleada por el capitán Lewis para la caza, fascinó a las tribus indias, quienes bautizaron al arma como ?palo de trueno sin humo?.

Expedición de Lewis y Clark con carabina de aire

Expedición de Lewis y Clark donde se uso el famoso rifle de aire americano

La fabricación de rifles y pistolas de aire no sólo se restringió a la mitad occidental del planeta (América y Europa), sino que también se desarrolló en la zona del Este. Veinte años después de que el capitán Merriwether Lewis emplease su rifle en América, concretamente entre la década de 1820 y 1830, el inventor japonés Kunitomo Ikkansai creó una carabina de aire aplicando los conocimientos que había adquirido de la tecnología occidental, concretamente siguiendo modelos holandeses.

Rifle japonés de aire comprimido

Arma de aire creada por el japonés Kunitomo a imitación de modelos occidentales

El uso de armas de aire comprimido conllevó algunas desventajas que provocaron que este tipo de armas quedaran desbancadas nuevamente por las armas de fuego sobre todo en el ámbito bélico. Las carabinas de aire precisaban de unos depósitos que eran muy caros y engorrosos de manejar ya que requerían gran esfuerzo físico. Además precisaba de ciertos conocimientos mínimos en mecánica que no todos los soldados poseían; por otro lado, los depósitos eran muy delicados y corrían el riesgo de explosión.

A pesar de que los rifles de aire comprimido se retiraron del escenario de la batalla su uso continuó, sobre todo destinado a actividades cinegéticas y deportivas. Este es el caso de Inglaterra donde en la década de 1890 se empleó la carabina de aire comprimido en actividades de tiro al blanco. Fue una actividad que poco a poco ganó en popularidad, tal es así que se creó una Asociación Nacional del Rifle de Aire, que llegó a albergar a más de 4.000 clubes y asociaciones del rifle de aire de toda Gran Bretaña.

El principal uso de las armas de aire es el tiro deportivo

El uso de armas de aire comprimido ha entrado en auge en los últimos años sobre todo destinado a competiciones deportivas

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX las armas de aire comprimido retornaron con fuerza al mercado armamentístico. A raíz del fin de la II Guerra Mundial (1939 ? 1945) Alemania inició una amplia producción de armas de aire a causa de la prohibición expresa que tenía por parte de los ?aliados? de fabricar armas de fuego. Estas armas se destinaron a la caza y poco a poco han ido conquistando territorio.

En la actualidad su uso está muy extendido sobre todo relacionado con actividades deportivas. Desde 1984 existe una competición de tiro con armas de aire en los Juegos Olímpicos. Además existen diferentes modalidades de tiro reservadas para el uso de este tipo de armas de aire. Una de las disciplinas más extendidas es el Fiel Target que constituye una excelente manera de pasar una buena jornada en compañía de amigos y familiares compartiendo la afición por las armas de aire comprimido.

Historia de las armas de aire comprimido

Kit completo con carabina de aire comprimido para practicar tiro

[Comprar carabina PCP]

[Armas aire comprimido] [Pistolas de PCP]

[Ir a página principal] [Ir a tienda]

[Listado de carabinas BSA]

[Listado de carabinas Gamo]

 < Anterior Siguiente >

Ver tu pedido
Todos los departamentos
Empresas de Transporte y métodos de pago
Empresas de transporte y formas de pago de Aceros de Hispania

Inicio | Quienes Somos | Contacto | FAQ | Artículos Interesantes | Cómo Comprar | Ayuda| Aviso Legal | Condiciones de Compra | Formulario de Pedido | Volver atrás

© 2017 - Aceros de Hispania Bajo Aragón S.L. - Todos los derechos reservados
C/ Subida al Cabezo nº10 44630 Castelserás(Teruel) | Tel. 978 877 088 | Fax 978 877 088 | WhatsApp 676 850 364 | info@aceros-de-hispania.com