Ver más subgrupos


Estados Unidos Realizamos envíos directos a Estados Unidos de todos los productos que aparecen en la web.
Los gastos de envío se calculan automáticamente tras añadir los productos al carro de la compra.
El tiempo de entrega varía entre diez y quince días.
Black friday en Aceros de Hispania Puente de Diciembre en Aceros de Hispania Envío gratis a partir de 30€ en Aceros de Hispania SUMMER DAY en Aceros de Hispania


La Historia del cuchillo.Usos y curiosidades.
La Historia del cuchillo

¿Has pensado cuántas veces al día utilizas las tijeras, el cuchillo, la navaja o simplemente cualquier alfiler? Todas estas armas y herramientas, tienen su antepasado en los orígenes de un instrumento de trabajo tan cotidiano como el cuchillo pero que nació del ingenio de nuestros antepasados en la edad de piedra. ¿Cómo te las ingeniarías para despiezar un jabalí de 200kg sin ninguna herramienta para despiezarlo? Una piedra en forma de punta bien afilada sería un buen instrumento. Esa es la conclusión a la que llegarían nuestros lejanos parientes Homo Habilis del Paleolítico, (2,3 hasta 1,6 millones de años antes de Cristo (a.C)), cuando la historia del cuchillo toma su punto de partida. Entonces se utilizaban puntas de lanza o jabalina para despellejar y despedazar animales de caza, y casi nunca como arma defensiva, probablemente debido a que tampoco eran útiles perfeccionados para tal fin, sino para realizar funciones alimenticias específicas. En algunos casos se sujetaban a un palo con fibras textiles.

El primer cuchillo
Los primeros cuchillos usados para cortar aparecen en los últimos estadios del Paleolítico superior, época caracterizada por el gran desarrollo artístico y de los útiles. En ocasiones esos cuchillos primitivos, siempre tallados y sin pulir, estaban hechos de Cuchillos prehistóricos.cristal de roca, Los cuchillos primitivos se forman por la percusión en las piedrascomo los encontrados en el norte de Europa, en los dólmenes, grutas sepulcrales o en las sepulturas del Egipto prehistórico. Dependiendo de su uso, origen y propietario, o bien contaban con abundantes y delicados adornos o bien eran austeros, sin apenas ornamentos, llegando en algunos casos a alcanzar los 35 cm de longitud. Los cuchillos escandinavos tienen un filo recto y otro curvo, en forma de raspador, y los germánicos son curvos en su mayoría. Se distinguen por ser gruesos y puntiagudos. Es anecdótico el hecho de que los cuchillos prehistóricos en España sean los más perfectos de los hallados en las excavaciones arqueológicas, puesto que nuestro país adquiriría una importante fama y prestigio en la fabricación y forja de cuchillos y espadas a partir del Siglo XIV y llegando a su pleno apogeo en el Siglo XIX. Su forma es recta, algo encorvados por la punta, y son extremadamente finos. En el Museo Arqueológico Nacional se guardan algunos ejemplares de cuchillos prehistóricos, que surgieron en los yacimientos de Toledo, Asturias, Cáceres y Daroca. Lo que más destaca de estas herramientas de corte es que están facetadas, en lugar de tener las huellas cóncavas producidas por la percusión de otra piedra.

Cuchillos en la época clásica
En la época clásica aparecen los cuchillos de metal, con un solo filo en la hoja encorvada y mango de bronce, hueso o marfil, y que se decoran o bien con escenas de caza y de la naturaleza o bien con bustos humanos. Los primeros en utilizar el cuchillo como herramienta forense fueron los egipcios, que utilizaron cuchillos de pedernal para extraer las vísceras a los cadáveres y poder embalsamarlos. En las excavaciones realizadas a algunas tumbas se han encontrado este tipo de herramientas funerarias. En la antigua Roma encontramos los antepasados de la navaja, ya que algunos cuchillos con hoja de hierro, cobre ó bronce tenían un eje sobre el cual giraba la hoja para guardarse en una ranura del mango. En ocasiones, el cuchillo se portaba dentro de una vaina y atado a la cintura, junto con otros instrumentos.

El cuchillo en la mesa. Origen de la cubertería.
Hasta la Antigüedad Clásica el cuchillo no se empleó en la mesa, aunque si es cierto que tuvo un uso escaso, ya que la carne la cortaba el scrirror en presencia de los comensales, quienes sólo usaban dedos y dientes para desmenuzar las tajadas.Los cubiertos empezaron a usarse en la Edad Media Aunque en Alejandría hubo un tiempo en el que llegó a ser de uso general y encontramos escritos en los que se cita el uso del cuchillo uso para cortar fruta, pescado o queso, o también en el aseo personal de uñas y corte de cabello. Pero el cuchillo no entró en las mesas hasta la Edad Media. En ese momento se propagó su uso, convirtiéndose en el objeto de más lujo en la mesa, tal vez debido a que toda personas de esmerada educación tenía que saber despiezar la carne que se sirviera y escoger entre los 5 tipos de cuchillos que se encontraban ante sí: trinchables, el de mesa, preparar pan, partir pan al comer y el de rallar. Se servían por pares de distintos tamaños y en estuches de cuero, con otros cuchillos más pequeños, un punzón y una lima para afilarlos. Para el uso cotidiano solían tener el mango de marfil; los usados en cuaresma de ébano, y para Pentecostés de ambas materias. Todos llevaban en el mango el escudo de armas de sus dueños, marcado en esmalte. A estos cuchillos se sumaron los de postre y los usados para abrir ostras, de hoja y mango de hierro.


                Tipos de cuchillos de mesa en la edad media:

  • Cuchillo trinchable: hoja ancha y flexible. Punta vuelta o curva. 25 cm longitud

  • Cuchillo de mesa: mango de plata. 15 cm longitud, o superior.

  • Preparar pan: se guardaba en una vaina especial, tal y como se sigue haciendo ahora.

  • Partir pan: pequeño y de hoja aguda.

  • Rallar pan: de grandes dimensiones. Servía para rallar las migas que quedaban en la mesa y también para partir porciones de pastel

Con la época de auge de los cuchillos floreció también la de otros utensilios adicionales, como la cuchara o el tenedor, conformándose la cubertería que conocemos hoy en día.

Curiosidad: es anecdótico el dato de que las servilletas o toallas de papel no llegarían hasta el siglo XV, cuando Leonardo da Vinci se planteó colocar un pedazo de tela junto a los cubiertos de los comensales para evitar que o bien el señor de la casa limpiase los cubiertos en las ropas de quienes se sentaban junto a él, o bien como opción para la poco higiénica labor de los perros que moraban junto a las mesas, que lamían los restos de comida de las manos de los invitados. También se llegó a atar a conejos junto a las sillas, sobre los cuales los invitados se limpiaban las manos.

Cuchillo de armas: arma blanca
El cuchillo de armas, es decir, usado como arma blanca, empezó a usarse también en la Edad Media. Hasta entonces este uso no era el habitual, sino como herramienta defensiva, arma de caza o incluso icono religioso en ceremonias y sacrificios. La separación entre mango y filo supuso un avance crucial en el uso de cuchillos Tanto griegos como romanos utilizaron el cuchillo para usos domésticos y también sacrificios, de hecho apenas hay diferencias entre los pertenecientes a un origen u otro. En ningún caso lo emplearon habitualmente como arma defensiva, aunque si portaban un sable corto en forma de cuchillo parecido al yagatán.
En la edad de los metales, y más concretamente durante la edad de Bronce (desde 3.800 a.C.) se crean los puñales y los cuchillos con separación entre mango y filo, que sirve de freno para el contacto de la mano con la parte atravesada. A partir de la daga aparecen las espadas, que no superan los 90cm de largo, ya que este material no permite mayor extensión.
En la Edad Media, el cuchillo de armas era más bien una espada corta o daga de hoja afilada con o sin cruz. Además del cuchillo de mano, contaban con hojas de ciertas armas de asta a las que se daba el mismo nombre y eran puntiagudas y encorvadas hacia atrás, con protuberancias en el mango, que no era tan cilíndrico como lo conocemos hoy. El uso generalizado y extensivo del cuchillo como herramienta de moda a partir del XIV propició el auge de la cuchillería y también de las primeras evoluciones de esta herramienta, con variaciones más redondeadas y menos puntiagudas. De hecho, su uso llegó a ser tan habitual como arma defensiva que durante el reinado de Felipe II se prohibió no sólo su fabricación, sino también su uso, en el XVIII. Las penas por su uso como arma llegaron a ser muy duras, incluso también durante el reinado de Carlos III, penalizando de dos a seis años de cárcel.

Siglo de Oro del cuchillo
A partir de la Edad Media se utilizaron diversos materiales para la fabricación de los cuchillos. Estos se podían encontrar de todo tipo y con las formas más diversas; con empuñaduras de metales finos, con relieves artísticos marcados ó adornos de pedrería.
El siglo XIX es conocido como el Siglo de Oro del CuchilloLa prohibición del cuchillo durante el XVIII supuso un importante obstáculo para la evolución de este utilitario hasta el XIX, siglo que es conocido como el “siglo de oro del cuchillo”, aunque tal vez debería denominarse como “siglo de acero”, ya que fue entonces cuando se incorpora este material para su fabricación, el cual sigue siendo el más cotidiano en nuestros días. La modernización de la maquinaria con la llegada de la industrialización y la aplicación de nuevos materiales hace florecer la creación de otras herramientas específicas relacionadas. Es entonces cuando empiezan a fabricarse cuchillos y filos para diferentes utilidades, con fines concretos y específicos, así como navajas de todo tipo, siendo populares las que portaban los bandoleros. Incluso llegó a instaurarse la moda de que los hombres llevasen un cuchillo sujeto a la escarcela mientras que las señoras lo llevaban en la cintura, junto con un alfiletero y unas tijeras. La modernización de la cuchillería se extiende como la pólvora por toda Europa hasta Oriente Próximo, pasando por Sheffield (Inglaterra) ó Bélgica, hasta Alemania, Francia ó Turquía, sin descuidar España, donde ciudades como Toledo ó Albacete todavía conservan el prestigio de su excepcionalidad en la fabricación del cuchillo.
En la actualidad podemos encontrar una amplísima variedad de instrumentos de corte, con actividades específicas para cada oficio o cada utilidad. Los materiales también han ido renovándose, encontrando cuchillos cerámicos que realizan cortes de precisión, o incluso cuchillos desechables, o con mangos de diferentes materiales, muy ligeros y de un solo uso, o precisos y desafiantes a cualquier material a cortar.

Materiales:
Para la fabricación de cuchillos se han empleado diversos materiales a lo largo de la historia, siempre adaptándose a los recursos existentes, los materiales más novedosos en cada época o los diferentes usos para los que podía usarse. Los antecedentes del cuchillo estaban hechos a base de piedra pulimentada y por colisión entre piedras. Solían hacerse de dos filos, con una arista central, y en algunos casos el corte era tan fino y la talla tan perfecta que cuesta creer que se hiciesen por medio de golpes secos. Los primeros cuchillos eran de piedra pulimentadaDurante el Paleolítico se usaron otros materiales, como madera o hueso, pero no se conservaron al ser más perecederos, de menor dureza y resistencia que la piedra, que se mantiene en mejores condiciones con el paso del tiempo. También los encontramos de obsidiana, ó vidrio de los volcanes, un mineral volcánico de gran dureza (feldespato fundido naturalmente) de color negro o verde muy oscuro usado principalmente por los indios americanos, aunque también se utilizó en Europa.
El metal empieza a incorporarse a los cuchillos en la antigüedad durante la época de los metales; cobre (5.000 a.C.); bronce (3.800 a.C.). y hierro (1.600 a.C.). A través de los textos y de las representaciones artísticas griegas sabemos que entorno al 1.000 a.C. los griegos ya trabajaban en hierro candente para endurecer las armas con este metal. El hierro sigue utilizándose hasta 1850, cuando surge el acero, que es el material más usado para la fabricación de cuchillos hoy en día.

El cuchillo; icono de poder
El cuchillo no sólo ha sido un instrumento de El cuchillo es un símbolo de poder y fuerzasupervivencia para el hombre, sino que se ha convertido también en un icono de poder y fuerza, jugando un importante papel en los rituales religiosos. Es frecuente encontrar cuchillos en excavaciones arqueológicas, ya sea o bien utilizados para embalsamar cadáveres (como sucedía en las tumbas encontradas en Egipto) o bien como protección para los muertos en su camino hacia el más allá. En la antigüedad, los más usados son los cuchillos de sacrificio, representados en infinidad de pinturas y obras con elementos decorativos que recuerdan el poder mortífero de acabar con una vida, sea animal o humana. Los cuchillos ordinarios, de carnicero y matarife no llevaban ornamentos.

La función de cazar fue la causa del origen del cuchillo

Cuchillos de caza
El uso del cuchillo para cazar y despiezar fue la causa del nacimiento de esta herramienta. En las pinturas y útiles decorados de la antigüedad aparecen escenas de caza en las que este artilugio toma especial protagonismo en la lucha del hombre con el animal. Poco a poco su diseño fue mejorando para adaptarse a las necesidades de uso, sobretodo en cuanto a ergonomía. En tiempos de Diocleciano para descuartizar la caza mayor se usaba un cuchillo parecido al puñal de guerra y que fue también empleado por los bestiarios en las luchas con fieras en la arena del anfiteatro.
En la Edad Media, el cuchillo de monte, más largo que el de armas, era parecido a una daga larga y ancha, de dos filos, o al bracamante, que es curvado en el extremo. Además, había otros en forma de podadera ancha que se usaban en las monterías.

La evolución de los dientes gracias al cuchillo
Nuestros dientes y mandíbulas son hoy muy diferentes a los de nuestros antepasados del Paleotíco. Las 32 piezas que componen la boca son más pequeñas y redondeadas en el siglo XXI que las de nuestros antepasados. La mandíbula es también más pequeña y menos perfilada. Pero, ¿a qué se debe este cambio en nuestra fisonomía? El cuchillo es en parte responsable de esta evolución*. Nuestros antepasados sólo se servían de los dientes para desgarrar y trocear la carne hasta que el cuchillo pasó a desarrollar esa función, por lo que la dentadura se adaptó a un menor trabajo en los molares (muelen la comida) y la forma mandibular se adaptó a ello, configurándose más fina y pequeña. Este cambio comportó que la boca tuviese una dimensión menor y que los dientes se adaptasen para masticar pedazos de carne más pequeños. Al modificarse la cavidad bucal con ello se alteró la capacidad para emitir sonidos e incluso hablar.

* Los cambios alimenticios del ser humano en las diferentes edades en la historia han sido cruciales para la constitución de nuestra odontología actual.

 < Anterior Siguiente >

Ver tu pedido
Todos los departamentos
Empresas de Transporte y métodos de pago
Empresas de transporte y formas de pago de Aceros de Hispania

Inicio | Quienes Somos | Contacto | FAQ | Artículos Interesantes | Cómo Comprar | Ayuda| Aviso Legal | Condiciones de Compra | Formulario de Pedido | Volver atrás

© 2017 - Aceros de Hispania Bajo Aragón S.L. - Todos los derechos reservados
C/ Subida al Cabezo nº10 44630 Castelserás(Teruel) | Tel. 978 877 088 | Fax 978 877 088 | WhatsApp 676 850 364 | info@aceros-de-hispania.com