Dagas antiguas y su historia

3 curiosidades sobre las dagas antiguas que muchos desconocen

Fascinantes y misteriosas, así contemplamos a las dagas antiguas desde la actualidad. Lo cierto es que son una de las armas más ancestrales de la humanidad.

Quizá por eso nos atrae tanto su historia y cada día son más los coleccionistas que ansían incorporar una de ellas a su preciado tesoro. O tal vez, la literatura y el cine hayan sido los encargados de rodear a las dagas antiguas de ese halo de misterio capaz de seducir a cualquiera.

Pero, ¿qué hay de cierto en todo ello? Descúbrelo en este artículo.

Dagas antiguas: 3 datos interesantes sobre tu historia

¿Cuándo se inventaron la dagas? ¿Para qué se utilizaban? ¿En qué se diferencian respecto a otras armas? Estos y otros datos curiosos son los que abordamos en este artículo.

#1 Las dagas antiguas no se inventaron en Roma

Fue una daga, en concreto un pugio romano, la encargada de dar muerte a Julio César, una de las figuras más estudiadas de la Historia. Pero a pesar de que muchos puedan pensar que su origen está asociado al gran Imperio Romano, nacido en el siglo I a. C., la realidad dista bastante.

Dagas antiguas romanas

Hemos de retrotraernos unos cuantos milenios atrás para descubrir el origen de las dagas antiguas, en concreto hasta el Neolítico (hacia el 6.000 a. C.). Sin embargo, estos primeros artefactos asimilados con las dagas no estaban fabricados en metal, sino en hueso, asta, sílex y marfil, principalmente.

La evolución tecnológica del ser humano fue el paso necesario para dar vida a las dagas de metal hacia el IV milenio a. C. en la zona de Mesopotamia. El bronce y el cobre fueron los materiales estrella, sobre todo en el Egipto Antiguo y en el Minoico cretense.

Así pues, no fue la civilización romana la encargada de dar vida a las dagas, sino que su origen es mucho más antiguo. 

#2 Una daga antigua no es lo mismo que un puñal

Ambas son armas blancas, es decir, que se emplean para el ataque o la defensa. Aunque en sus orígenes las dagas también tuvieron usos más “domésticos” como la cocina o la construcción. Ahora bien, la diferencia fundamental entre el puñal y la daga es la longitud. Ambos poseen un extremo apuntado y doble filo. Sin embargo, el puñal es más corto que la daga.

Dagas antiguas

No hay un único tipo de daga. Al contrario, podemos encontrar multitud de tipologías de dagas antiguas. ¿Quieres conocer las más destacadas? ¡Vamos con ello!

  • Daga cinquedea (cinco dedos): Este arma, originaria del siglo XV en la zona de Italia, también es conocida como “lengua de buey”. Se trata de una daga antigua que se empleó durante el Renacimiento por los civiles como arma de defensa.
  • Dirk o daga escocesa: Se utilizaba como parte del vestido (kilt) escocés originario de las zonas de Highlands. Eran dagas profusamente decoradas y con un solo filo.
  • Jambiya o Jambia árabe: Un tipo de daga corta con filo curvo asociada principalmente con el área de Yemen. La famosa “Daga del Tiempo” del popular videojuego “Prince of Persia” está inspirada en este tipo.
Daga antigua de Asia

  • Daga testicular o Bollock: Daga varonil donde las haya por su pelicular forma asemejando los genitales masculinos. Fue una daga muy empleada en la zona de Inglaterra y Escocia desde el siglo XIII d. C. al siglo XVIII.
  • Daga de vela: Con el siglo XVI d. C. y el desarrollo de la esgrima surgió la necesidad de crear una daga destinada a la mano izquierda para dar apoyo a la espada ropera, portada en la derecha. Su origen está en Italia y se extendió por toda Europa. De hecho, los españoles dominaron la daga de vela, tal y como pone de manifiesto la obra del maestro de armas Don Miguel Pérez de Mendoza. Estas dagas antiguas deben su nombre a la característica guarda que frenaba los golpes de espada del contrincante.
Dagas antiguas de mano izquierda

#3 No todas la dagas se empleaban para combatir

Daga antigua de uso ritual

Las dagas antiguas estaban destinadas principalmente al combate y a la defensa personal ya que se escondían fácilmente entre el ropaje. Así fue tanto en la Antigüedad como en la Edad Media, cuando se empleaba como arma secundaria. También sirvió para la autodefensa en la Edad Moderna y en la Edad Contemporánea.

De hecho, el uso de la daga para la lucha se reavivó durante el enfrentamiento bélico de la I Guerra Mundial y sus terribles trincheras. Posteriormente, durante el fascismo italiano y el nazismo alemán las dagas formaron parte del ornamento en la indumentaria de los oficiales.

Quizá por su uso sigiloso y traicionero las dagas han adquirido este simbolismo. Aunque también hay culturas que atribuyen a la daga un carácter ritual y es empleada en ceremonias con trasfondo pagano y hermético.

Tampoco podemos olvidar que la daga antigua se asocia en algunas culturas con la virilidad, el coraje y la audacia.

Ahora ya sabes un poquito más sobre la historia de estas míticas armas. ¿Te apetece tener la tuya en casa? Echa un ojo a nuestra sección especializada en dagas antiguas y déjate conquistar.

Valoración del post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *