Historia de las carabinas de aire comprimido Diana

Carabinas Diana: una historia apasionante detrás de unas carabinas únicas

Hoy nos ponemos el sombrero de Indiana Jones para bucear en la historia de las carabinas de aire comprimido Diana. Dos jóvenes llenos de sueños, dos guerras mundiales y la conquista de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos son solo algunos de los ingredientes de la apasionante aventura de esta marca alemana de carabinas y pistolas.

¿Te has quedado con ganas de más? ¡Vamos a por ello!

Carabinas Diana: de fabricante de piezas metálicas para el hogar a productor de pistolas de aire comprimido

Cuando el ingeniero metalúrgico de 24 años, Jakob Mayer, y el financiero, Josef Grammelspacher, decidieron aunar fuerzas para fundar Mayer & Grammelspacher GmbH en Rastatt (Alemania), la industria del aire comprimido estaba en pañales. Corría el año 1890 y la tecnología todavía era incipiente. Quedaba mucho camino por recorrer.

Sin embargo, lo que difícilmente imaginaban aquellos fundadores era que habían dado los primeros pasos para dar vida a una de las empresas de armas de aire comprimido más longevas y prestigiosas de todos los tiempos. Pero no nos adelantemos…

Fábrica de carabinas Diana

Mayer & Grammelspacher GmbH nació con el objetivo de fabricar componentes y artículos metálicos para el hogar. Pero apenas dos años más tarde, en 1982, dieron a conocer su primera pistola de aire comprimido. Tardaron casi una década en obtener la patente, pero lo lograron, aunque solo se asoció al nombre de Mayer puesto que Grammelspacher abandonó la alianza alrededor de 1901 por razones que se desconocen.

Este primer diseño incorporaba un mecanismo de bloqueo de cañón único. Tal es así que se convirtió en un auténtico superventas y desde entonces, este mecanismo se ha incorporado a millones de pistolas de aire.

Los productos se etiquetaron en un inicio bajo la marca MGR for Mayer Grammelspacher Rastatt. Pero una vez que Grammelspacher abandonó la empresa, Mayer modificó la denominación a DIANA y la verdad es que el nombre no podía haber sido más acertado. ¿Sabes por qué? En alusión a la diosa romana de la caza y protectora de la naturaleza. ¿Adivinas su nombre? Estaba claro ¿no? Diana.

Logo carabinas Diana

Pero el auténtico ingenio fue el logo de la marca: la imagen de la diosa Diana sosteniendo triunfante una carabina de aire comprimido en sus manos y, a sus pies, un arco y una flecha. El resultado fue que las nuevas generaciones de cazadores iniciaron su pasión aparcando el arco y sosteniendo una carabina de aire comprimido Diana en la mano.

Una historia truncada por dos guerras

Las guerras arrasan con todo aquello que osa ponerse por delante. Una fábrica de armas de aire comprimido no iba a ser menos.

La producción de Diana fue suspendida a causa de la I Guerra Mundial, justo cuando comenzaba a degustar las mieles del éxito. Por aquel entonces, estaba arrasando con su mítico modelo 27 e incluso había iniciado la fabricación de pistolas de juguete para niños —con corcho y ventosas como munición— comercializadas con el nombre de Eureka.

Por fortuna, la guerra pasó y los años 20 también fueron prósperos para la marca de carabinas Diana. La práctica del tiro deportivo se puso de moda. Los clientes aumentaron y se fabricaron diferentes modelos para atender a todas las necesidades económicas. El rifle más barato era el Diana 25 y costaba unos 25 marcos, mientras que el Diana LG 581 de alta gama rozaba los 100 marcos.

Historia de las pistola y carabinas Diana

También comenzó la producción de balines y otros complementos. Sin duda, la industria florecía y se iniciaron las primeras exportaciones. Según explica la marca, Diana contaba entonces con alrededor del 50% de la cuota de mercado.

Pero, de nuevo, el conflicto bélico se interpuso. La II Guerra Mundial constituyó un auténtico hachazo, más si cabe en Alemania puesto que fue el epicentro de la contienda. Se prohibieron buena parte de las exportaciones y se llegó a detener la producción para civiles en 1940. A cambio, la firma de pistolas y carabinas Diana se puso a merced del gobierno nazi fabricando piezas para la fábrica Mauser, la encargada de suministrar armas al Tercer Reich.

Tras la guerra, Diana quedó desmantelada y buena parte de sus bienes (máquinas, planos, repuestos…) fueron a parar hasta la fábrica británica Millard Brothers, que trasladó la producción a Escocia. Esta compañía fue la encargada de crear la primera carabina Diana escocesa.

Carabinas Diana resurge de las cenizas

El palo que la guerra dio a Diana fue intenso, pero para fortuna de los aficionados al aire comprimido, no fue definitivo. La familia Mayer comenzó una incipiente producción en los años 50 bajo otros nombres como “Original”, “Gecado” o “Firebird” ya que la propia Mancomunidad de Naciones —más conocida como Commonwealth— había prohibido explícitamente utilizar la marca registrada Diana.

Carabina de gas Diana

El nombre fue prohibido, pero no los valores que se hallaban detrás de la marca. Los Mayer mantuvieron su compromiso de ofrecer un producto y un servicio de excelencia. En la década de 1960 la marca conquistó hitos tan importantes como la creación del primer rifle de aire sin retroceso conocido como Modelo 60.

Por fin, en 1984 la marca alemana logró recuperar su marca registrada Diana porque Millar Brothers quebró. Ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos ¿cierto?

Por delante quedaban otras grandes alegrías como la conquista de los Juegos Olímpicos 1988 en Seúl a manos de Silvia Sperber, quien ganó una medalla de oro utilizando una Diana.

La historia de carabinas Diana: una reputación sin tacha

Las carabinas de aire comprimido Diana continúan siendo abanderados de calidad, eficiencia y potencia tras más de 125 años de historia.

Pistola de aire comprimido Diana

La marca ha continuado desarrollando multitud de modelos que combinan lo mejor de su tradición con las más novedosas tecnologías. Uno de los más afamados es la Diana 350 N-TEC Magnum. También ha desarrollado modelos de carabinas PCP realmente espectaculares. Pásate por nuestra sección de aire comprimido para descubrir todos los productos de la marca Diana que tenemos para ti.

Ahora que ya conoces la historia de las carabinas Diana, ¡cuéntanos! ¿Conocías esta marca de carabinas y pistolas? ¿Has tenido el placer de utilizar algún rifle Diana?

Valoración del post

Una respuesta a “Carabinas Diana: una historia apasionante detrás de unas carabinas únicas”

  1. Buenos dias:
    Me encantal los rifles Diana y gecado , tengo una pequeña coleccion sobre todo los mas antiguos. El mas moderno es un Rifle Diana Mod 34 T05 fabricado en Abril del 2006.
    Mi pregunta es ¡ ¿ donde esta fabricado ese rifle? ¿ es 100% aleman ?
    Muchas gracias de antemano.
    Atte:
    Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *