Navaja de injertar Victorinox

La navaja de injertar, una herramienta indispensable en campos y jardines

Si eres aficionado a la horticultura, la agricultura o la jardinería seguro que conoces a la protagonista de este post: la navaja de injertar. ¿Hemos acertado? Se trata de una herramienta realmente útil para llevar a cabo injertos, es decir, la técnica mediante la cual se unen tejidos de plantas para que crezcan de forma conjunta.

Ahora bien, ¿en qué se caracteriza una navaja de injertar? ¿Cómo se diferencia del resto? ¿Qué tipos de navajas de injertar existen? Vamos a resolver estas dudas para que te conviertas en un horticultor de 10. ¡Allá vamos!

¿Por qué necesitas una navaja de injertar?

Ya hemos hecho referencia a que injertar consiste en el proceso de unir dos plantas para que crezcan como una sola. La parte superior de la planta se conoce como vástago y se une a la parte inferior denominada portainjerto. Éste produce nuevo tejido vascular con el que alimenta al vástago de tal forma que el injerto cicatriza.

Así es como se da vida a esas creaciones tan singulares como un rosal del que nacen rosas de diferentes colores o un manzano con múltiples variedades de manzana. Increíble ¿verdad?

Rosa injertada con navaja agrícola

La técnica del injerto se puede utilizar para cambiar variedades de cultivo de árboles frutales, reparar plantas dañadas, aumentar la productividad, mejorar la genética de los cultivos o dotar a la plantación de mayor resistencia frente a plagas o enfermedades, entre otros.

Para llevar a cabo la técnica del injerto de forma adecuada necesitas un kit mínimo de utensilios entre los que señalamos sierra, podadora, guantes de seguridad, cinta de vinilo o navaja de injertar, la estrella de este artículo.

La navaja de injertar se utiliza para realizar todas las incisiones necesarias para el injerto ya sea en el tronco, en la rama o en la corteza. Una vez que la hendidura está hecha, la navaja también se emplea para mantenerla abierta mientras se coloca el vástago en su interior.

Navajas para hacer injertos

¿Qué tipos de navajas de injertar existen?

Al igual que un cirujano tiene un instrumental adecuado, los jardineros, botánicos, agricultores y horticultores tiene lo propio para llevar a cabo sus operaciones quirúrgicas particulares sobre árboles, plantas y arbustos.

La técnica del injerto es centenaria y se ha ido perfeccionando con el paso del tiempo incorporando las herramientas pertinentes para cada etapa del proceso. Gubias, espátulas, alicates, tijeras, cuchillos y navajas agrícolas son las más representativas.

Navaja de injertar con espátula

En cuanto a los tipos de navajas de injertar podemos diferenciar tres morfologías destacadas:

  • Navaja de injertar con borde recto: Con un borde romo y otro de corte, o bien con doble bisel. Se trata del tipo más clásico y puede incluir en el borde superior de la hoja una especie de semicírculo o espuela para elevar la corteza.
  • Navaja de injertar con púa: Un tipo característico porque incorpora una espátula plegable en el extremo contrario al del corte que se utiliza principalmente como levantador de corteza.
  • Navaja de injertar con hoja curva: Muy útil para dar un buen acabado a los bordes.
Tipos de navajas de injertar

¿Cómo asegurar una larga vida a tus navajas para injertar?

El primer consejo que podemos darte para mantener tu navaja de injertar como nueva es darle un uso adecuado. Un cuchillo de injertar solo se puede utilizar para tal fin, en caso contrario corres el riesgo de dañar el filo o modificar su temple impidiendo que haga su trabajo de forma adecuada. Además, debes limpiar la cuchilla y secarla con esmero para evitar la corrosión después de cada uso.

Navaja de injertar con púa

Ten en cuenta que la navaja puede influir de forma decisiva en que el injerto tenga éxito. Sería una pena cargarse todo el trabajo previo por no haber cuidado de la herramienta como se merece.

Por otro lado, es muy importante mantener la navaja de injertar bien afilada para que los cortes sean limpios con el objetivo de minimizar el daño al tejido y evitar que el injerto se debilite.

En este sentido, conviene que te hagas con una buena piedra de afilar que te ayude a mantener la navaja a punto. Si la hoja ha perdido mucho filo, opta por una piedra con grano medio. En cambio, si la hoja no necesita mucho desbaste, elige una piedra de grano fino. Ambas debes humedecerlas con agua antes de comenzar el afilado. Puedes rematar el trabajo con una piedra de sentar o de asiento, que debes utilizar humedecida con aceite sintético.

Tipos de navaja de injertar

Como ves, la técnica del injerto es todo un arte que los profesionales y amantes del campo llevan a cabo con cariño y dedicación. Por este motivo, la navaja de injertar resulta vital en su oficio. Si andas en busca de una de éstas, pásate por la sección de navajas agrícolas de nuestra tienda online y te la haremos llegar directamente a tu casa en unos días.

¡Te esperamos!

Valoración del post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *