Qué necesitas para salir a recoger setas

Recoger setas en el monte: 3 consejos prácticos para una jornada micológica perfecta

Naturaleza, aire puro y diversión, ¿quién diría que no a un plan así? ¿Verdad? Lo cierto es que recoger setas es una actividad en alza. Año tras año miles de aficionados a la micología esperan con ansia la llegada de la nueva temporada de setas para salir a recorrer los montes en busca del preciado tesoro.

Algunas de las variedades de setas más deseadas son el boletus edulis, la colmenilla, la amanita cesarea, la seta de chopo o el níscalo, también conocido como rebollón o robellón. Sus sabores únicos e inconfundibles han convertido a algunas de estas setas en el ingrediente estrella de muchos platos dignos del mejor chef.

Recolectar setas con fines gastronómicos es una opción, pero hay quien prefiere recoger los hongos para examinarlos con cuidado, estudiarlos y clasificarlos.

Sea cual sea tu motivación para salir en busca de setas vamos a ayudarte a sacar el máximo provecho a tu excursión en el monte. Toma buena nota de estos 3 consejos sencillos y prácticos para saber cómo coger setas y qué equipamiento necesitas. ¡Empezamos!

#1 Cómo recoger setas de forma adecuada

El debate sobre la técnica adecuada para recoger setas continúa abierto. Una buena parte de los aficionados recomiendan recolectar las setas con navaja cortando la base del pie.

De esta forma, se aseguran de que el micelio (parte vegetativa del hongo que permanece bajo la tierra) no se dañe y el hongo no muera. Para que te hagas una idea, el micelio equivaldría a la raíz de una planta mientras que la seta (parte comestible) se asimilaría a la flor.

También es posible coger setas a mano sin cortar, extrayéndolas con cuidado sin perjudicar al micelio. Este método resulta mucho más fácil si utilizas una navaja para hacer un poco de palanca a la hora de extraer la seta.

Deposita siempre la seta en un recipiente rígido y aireado de tal forma que la parte fértil del hongo, es decir, el himenio, quede mirando hacia abajo. De esta forma, las esporas se irán diseminando por el monte mientras caminas y contribuirás a que la variedad se reproduzca.

#2 Qué necesito para recoger setas: el equipamiento básico del buen setero

El punto de partida para pasar una gran jornada en el monte recolectando setas es disponer del equipamiento adecuado. ¿O pensabas que con calzarse unas deportivas y coger una bolsa era suficiente? Al contrario.

Para coger setas necesitas hacerte con una serie de materiales básicos.

Estos son los imprescindibles:

  • Cesta: No hay un buen buscador de hongos que se precie sin cesta en mano. A la hora de recolectar setas es esencial transportarlas en un receptáculo rígido y que permita que el aire circule libremente de tal forma que se vayan dispersando las esporas del hongo. Por este motivo, guardar las setas en bolsas de plástico es una mala opción. No solo puede provocar que el fruto de tus esfuerzos se eche a perder por la fermentación de la seta dentro de la bolsa, sino que, además, el movimiento y los golpes provocarán que acabe rota.
  • Navaja o cuchillo: Otro de los indispensables para salir al monte a coger setas es la navaja. La puedes utilizar para cortar la seta o para hacer de palanca a la hora de extraerla con cuidado sin dañar el micelio. Puedes encontrar modelos de navajas micológicas diseñadas expresamente para este uso con un filo curvado que te facilitará muchísimo la tarea de recolección.
Navajas para coger setas
  • Cepillo: Tener a mano un cepillo te permitirá limpiar la seta sin dañarla. Por este motivo, las navajas seteras suelen incorporar un cepillo en el extremo contrario al filo.
Navaja micológica para recoger hongos
  • Ropa y calzado cómodos: Un buen calzado es básico para caminar con paso firme y seguro. También te recomendamos optar por ropa cómoda y abrigada que te permita moverte con soltura y te aisle de la humedad. Piensa que la época fuerte de recolección es el otoño, cuando es frecuente encontrarse con lluvia o niebla.

Si, además, quieres convertirte en todo un setero profesional te recomendamos que guardes en tu mochila estos otros utensilios porque pueden ayudarte a evitar problemas:

  • Lupa y linterna: A la hora de observar con minuciosidad una seta para identificar si es comestible o no, tener a mano una lupa  y una linterna te puede resultar muy útil.
  • Brújula o GPS: Si has caminado alguna vez por el monte sabrás que es fácil perderse, sobre todo si no conoces la zona. Una brújula o un GPS son tus aliados para saber cómo regresar al punto de origen.
  • Silbato: Otro accesorio setero que te puede salvar el cuello en casos de emergencia, sobre todo si acostumbras a ir a buscar setas solo. Una caída puede ser fatal y gracias al silbato podrás dar la voz de alarma.
  • Botiquín: Más vale prevenir que curar ¿cierto? Si piensas como nosotros, no te olvides de incorporar un botiquín con lo indispensable para atender una urgencia en el monte mientras buscas setas.

#3 Recolecta setas de forma responsable y extrema las precauciones

Una salida al monte para recolectar setas puede convertirse en una experiencia inolvidable siempre y cuando extremes las precauciones. Hay que tener especial cuidado con las setas tóxicas. Las autoridades sanitarias cifran en torno a los 400 los casos graves de intoxicación por ingerir setas venenosas cada año. Los casos más extremos pueden culminar con el fallecimiento.

Tan solo debes cocinar aquellas setas que conozcas al 100%. Si tienes mucha práctica recogiendo setas puede ser que en un primer vistazo sepas si es tóxica o no. Llevar a mano una guía de micología o revisar alguna App especializada para informarte de las variedades aptas para el consumo te puede ayudar. Y recuerda, en caso de duda siempre debes consultar con un experto o directamente desecharlas.

Recoger setas en el monte es una experiencia fantástica que puedes practicar solo, o acompañado de amigos y familia. Te animamos a poner en práctica estas recomendaciones para aprovechar al máximo la aventura.

¡Cuéntanos! ¿Te gusta salir a “cazar setas”? Te esperamos en la zona de comentarios.

Valoración del post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *